jueves, 20 de abril de 2017

FOR WOMEN IN SCIENCE, 2017

Durante el mes de marzo, se celebró al 19ª edición de los premios L'Oréal-UNESCO For Women In Science. Este año las galardonadas se han centrado en los campos de Física Cuántica, Ciencia Física y Astrofísica. Tal vez querían llamar la atención por la falta de galardonadas con el Nobel de Física desde hace más de 50 años. Además, solo dos mujeres han sido galardonadas con este premio a lo largo de toda se historia: Marie Curie y Marie Goeppert-Mayer. 204 galardonados desde 1901 y únicamente dos mujeres. Las cuentas son claras y no muestran la realidad de las mujeres en este campo científico.

Fuente: www.loreal.es

Mucho se ha recorrido pero mucho más falta por recorrer. En un informe elaborado por la UNESCO se reconoce que solo el 28% de los investigadores son mujeres y solo el 3% de los premiados con el Nobel en algún campo científico también. Los datos son claros y la demagogia no sirve frente a ellos. 

Para la elección de las premiadas, 5 cada año, se establece un tribunal formado por personas de reconocido prestigio mundial a nivel científico. Pues bien, desde su inicio hace 19 años nunca ninguna mujer había presidido este tribunal hasta 2016. La  presidenta ese año fue la profesora Elizabeth Blackburn, galardonada con el Premio L'Oréal-UNESCO For Woman in Science 2008 y ganadora del Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2009. Nuevamente, en 2017, la presidencia del tribunal ha recaído en un hombre, Christian Amatore, presidente de la Academia de Ciencias de Francia. Como ya insistimos en otra entrada hace un mes (ver entrada), parece que en la casa del herrero la cuchara es de palo... ¿No sería lógico que una mujer presidiera el jurado?... Una única presidenta en 19 años de historia del premio son muy pocas mujeres...Hay muchas formas de reconocer la labor de las mujeres en la Ciencia y su desarrollo. No solo están los premios. Se necesitan más mujeres en puestos destacados en la toma de decisiones.

Este año, las cinco galardonadas fueron:

Europa: Profesora Nicola A. Spaldin. Jefa del Grupo de Teoría de Materiales de la Universidad Politécnica Federal Suiza de Zurich (Suiza). Por reinventar materiales magnéticos para la próxima generación de dispositivos electrónicos. “Su investigación sobre materiales multiferroicos podría conducir a una nueva generación de componentes de equipos electrónicos”.

África & Emiratos Árabes Profesora Niveen M. Khashab. Profesora Asociada de Ciencias Químicas a la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá (Arabia Saudita). Por el diseño de nuevas nanopartículas que podrían mejorar la detección temprana de enfermedades. “Su trabajo en química analítica podría conducir a un tratamiento médico más específico y personalizado”.

América del Norte: Profesora Zhenan Bao. Profesora en el Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Stanford (Estados Unidos). Por inventar materiales electrónicos inspirados en la piel. “Su investigación sobre materiales flexibles, elásticos y conductores podría mejorar la calidad de vida de los pacientes con prótesis”. 

Asia & Pacífico: Profesora Michelle Simmons. Directora del Centro de Excelencia para la computación cuántica y la comunicación - Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia). Por el desarrollo pionero ordenadores cuánticos ultra-rápidos. “Su trabajo sobre los transistores a escala atómica podría dar origen a las computadoras del mañana”.

América Latina: Profesora María Teresa Ruíz. Profesora del Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile. Por descubrir un nuevo tipo de cuerpo celeste, a medio camino entre una estrella y un planeta, escondido en la oscuridad del universo. “Sus observaciones sobre las enanas marrones podrían responder a la pregunta universal de si hay vida en otros planetas”.

Fuente:www.unesco.org
De izquierda a derecha: Nicola A. Spaldin, Niveen M. Khashab, Zhenan Bao, Michelle Simmons, María Teresa Ruíz

lunes, 10 de abril de 2017

MANIFIESTO POR LA CIENCIA

El próximo 22 de abril, se celebrarán en todo el mundo diversas acciones para reclamar la atención de la sociedad y de la clase política sobre la importancia de la ciencia en el mundo actual y algunos de los peligros que la acechan.
La ciencia se ha convertido  en una parte esencial de nuestra sociedad sin cuya contribución es impensable mantener y mejorar los niveles de progreso, tecnología, calidad de vida y conocimiento que nos hemos impuesto como objetivos  para el siglo XXI. A pesar de ello, está emergiendo en los países desarrollados  una corriente política global que minusvalora, cuando no ignora, el papel de la ciencia en nuestras vidas con el resultado  de un inexorable deterioro en la salud y el medio ambiente, y un creciente menosprecio por el conocimiento que se ve sustituido por interpretaciones de la realidad alternativas a las que proporciona la ciencia. Todo ello, combinado con la inoculación y exaltación de la ignorancia genera, en no pocas ocasiones, reacciones contra la libertad de colectivos socialmente frágiles, socavando así el sentido profundo de la dignidad humana.
En el marco concreto de España hay que añadir, además, un persistente desinterés en construir políticas científicas coherentes y duraderas por parte de sucesivos gobiernos, justificando ese abandono con la crisis, lo que ha conseguido quebrar la incipiente progresión que la ciencia española había alcanzado en la primera década del presente siglo. El daño hasta ahora infligido a la estructura científica requerirá décadas para su recuperación, por lo que es urgente un drástico cambio de rumbo que debe ser el resultado del esfuerzo colectivo de toda la sociedad, con los científicos al frente. Somos conscientes de las dificultades que atraviesan muchos sectores de la población española y queremos destacar, precisamente por ello, la importancia de la ciencia para el bienestar del país. En consecuencia, desde la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) reclamamos, con la Crue Universidades Españolas, las siguientes acciones urgentes y duraderas:
1. La firma de un Pacto de Estado por la Ciencia, capaz de desligar la ciencia de los vaivenes políticos, propiciado por el colectivo científico y suscrito por las fuerzas políticas y por cuantas entidades públicas y privadas quieran adherirse.
2. La puesta en marcha de un ente realmente  independiente de la Administración, responsable de los instrumentos y recursos derivados de las políticas científicas, y gestionado por personas expertas del mundo de la ciencia, libre de los ciclos electorales. Un ente con estructura de agencia, homologable al European Research Council  europeo, y dotado de un fondo estable de inversión procedente de los Presupuestos Generales del Estado, con instrumentos adecuados para la captación de fondos privados, y un compromiso claro por la captación y retención del talento joven.
3. La integración de la ciencia en la agenda política de forma que quienes deben tomar decisiones legislativas y ejecutivas en políticas científicas dispongan de información científica constante, suficiente y eficaz mediante la incorporación de entidades personales o colectivas independientes que asesoren a los miembros del Congreso de los Diputados que lo requieran, y a los componentes del Ejecutivo, desde la Presidencia del gobierno a las estructuras ministeriales.
 4. El reconocimiento del protagonismo y responsabilidad que la ciencia debe ejercer en la gestión política, con la eficacia que demandan los ciudadanos, mediante la restitución del Ministerio de Ciencia y la institución de un plenario anual en el Congreso de los Diputados dedicado a la ciencia en exclusiva.
Estas medidas deben implementarse sin dilación alguna y su aplicación debe ser transparente y verificable. Para contribuir a que ello sea así, COSCE pone en marcha en 2017 una Comisión cuya finalidad es realizar el seguimiento, el análisis y el control del nivel de cumplimiento por parte de políticos y parlamentarios de los compromisos adquiridos y de las políticas científicas imprescindibles para el correcto desarrollo de la ciencia y la consecución de sus objetivos.
Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE)
Crue Universidades Españolas

Firman inicialmente el Manifiesto:
Presidente y ex presidentes de COSCE:
Nazario Martín León
Carlos Andradas Heranz
Joan Guinovart Cirera
Sociedades promotoras del Manifiesto:
Real Sociedad Española de Química (RSEQ)
Real Sociedad Española de Física (RSEF)
Real Sociedad Matemática Española (RSME)
Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM)
Sociedad Española de Genética (SEG)

Si consideras importante el valor de la ciencia para la sociedad española, y en general, para cualquier sociedad puedes firmar este manifiesto de apoyo: FIRMAR EL MANIFIESTO

domingo, 9 de abril de 2017

DDD (2ª Parte)

Divulgar Disfrutando Desinteresadamente
DDD

Esta es la idea que preside todas y cada una de las reuniones que se realizan desde 2005 en las conocidas como Jornadas DDD.


Como ya comentamos hace unos meses (más información), en noviembre de 2016, tuve la suerte de poder asistir a estas jornadas para hablar sobre la aleación de nitinol durante 4 minutos. Ni uno más, ni uno menos. Esa es la condición que se impone. 210 asistentes y 76 comunicaciones son los números de la última de las  reuniones DDD. Los divulgadores no sólo proceden de la Universidad o los centros educativos de Secundaria, Primaria o Infantil. También hay personas divulgando desde internet que vienen a mostrar su trabajo. Mi  balance: mucha ciencia, mucha divulgación y un ambiente maravilloso donde reinan por igual las ganas de aprender y las de enseñar. Otra forma de enseñar es posible y este evento es una clara muestra de ello. Este vídeo es un pequeño resumen realizado por Elvira González de las jornadas celebradas en Córdoba en 2016.


Manuel Fernández es el responsable de toda esta locura que cada año pone el huevo en una ciudad española y se dedica durante un fin de semana a divulgar ciencia. En 2017, la ciudad elegida ha sido Guadalajara. Y allí estaremos del 24 al 26 de noviembre. Este año toca hablar durante 4 minutos (ni uno más, ni uno menos) sobre El Lado Químico de la Fluorescencia. Y como siempre, intentando que la palabra sea el apoyo del experimento (y no al revés). Ya veremos si se consigue el objetivo.

Si quieres conocer más sobre este proyecto de divulgación científica, visita su recién estrena página web:

www.dddivulgar.com

¡Nos vemos en Guadalajara en noviembre!

sábado, 1 de abril de 2017

ENERGÍA. TRANSFERENCIA Y CONSERVACIÓN

La Energía es uno de los conceptos clave en el estudio físico de la Naturaleza. Al intentar definirla podemos decir que la Energía es la capacidad que tiene un sistema físico de producir cambios, en él o en otros sistema. De una forma más precisa diríamos que la Energía es la capacidad que tiene un sistema físico de producir trabajo. 

Todo el mundo conoce la Ley de la Conservación de la Energía:

"La energía total de Universo es constante. La Energía puede transformarse de una forma en otra o ser transmitida de una región a otra, pero la energía no puede ser creada o destruida."

En una versión más corta: "La Energía ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma."

Sin embargo, hay hechos en la vida cotidiana que, a primera vista, parecen no cumplir la ley de la conservación de la energía. Pero solo lo parece... ¿Cuándo tomamos un alambre y lo doblamos arriba y abajo, dónde va el trabajo realizado?... ¿Cuándo lanzamos una bola de masilla al suelo, dónde va la energía cinética?... ¿Cuándo arrancamos a correr, cómo adquirimos energía cinética?...

Para aclarar estas preguntas, primero tenemos que ver qué es una Fuerza Conservativa y una no Conservativa. En una Fuerza Conservativa el trabajo total que realiza la fuerza sobre una partícula es cero si la trayectoria es cerrada y vuelve a su punto inicial. De aquí se deduce que este trabajo es independiente de la trayectoria seguida, solo depende del punto inicial y final.

Imagen: www.canalsnowboard.com
Veamos un ejemplo simplificado. Una esquiadora asciende por el telesilla hasta un punto para lanzarse por la pista. El trabajo realizado por la fuerza gravedad para subirle hasta ese punto es -m.g.h (ecuación simplificada de la energía potencial). Cuando la esquiadora se lanza por la pista, el trabajo realizado por la gravedad será +m.g.h. Por lo tanto, el trabajo realizado por la gravedad en subir y bajar a la esquiadora (es decir, volver al punto inicial en una trayectoria cerrada) es nulo. La fuerza de la gravedad será entonces una fuerza conservativa. Una Fuerza no Conservativa no cumple este principio y el trabajo será distinto de cero. Por cierto, ¿cómo pudo el esquiador que estaba el reposo subir hasta arriba?... ¿creó energía?... ¿de dónde la saco?... El telesilla se encargó de aportar esa energía realizando un trabajo de ascensión hasta el punto.

Si de una manera simplificada vemos al conjunto formado por el esquiador y la Tierra como un sistema de dos partículas. Cuando el telesilla, que no forma parte del sistema, sube al esquiador hasta el punto más alto de la pista, está realizando un trabajo (m.g.h) sobre el sistema esquiador-Tierra que se almacena en forma de energía potencial. Al descender, esta energía potencial se transforma en energía cinética asociada al movimiento. Pero, ¿dónde está eso que todos conocemos como rozamiento?... ¿cómo lo colocamos dentro del ejemplo del esquiador?... Volvamos a la idea de Fuerza no Conservativa y esas situaciones que parecen no cumplir la ley de la conservación de la energía

En el mundo macroscópico que vivimos está rodeado de fuerzas no conservativas que disminuyen la energía mecánica del sistema. Estas fuerzas no conservativas son las responsables de esa supuesta no conservación de la energía mecánica. Veamos algunos tipos:

Fuerza de Rozamiento Cinético. Aparecen siempre que se produce el desplazamiento de un cuerpo. Son las responsables de la disminución del la energía mecánica a costa de un incremento en la energía térmica. Todos hemos comprobado cómo se calientan los neumáticos tras un largo recorrido.

Fuerzas de Deformación. Cuando doblamos arriba y abajo el alambre, el trabajo que estamos realizando de deformación se acaba disipando en calor. Solo basta con tocar el alambre. Y lo mismo ocurre con la bola de masilla que dejamos caer al suelo. La bola de masilla se calienta como consecuencia de la deformación sufrida por el impacto.

Deformación de una pelota de golf
Imagen: www.cronicagolf.com
Fuerzas asociadas a las Reacciones Químicas. Cuando trabajamos con reacciones químicas, la suma de energía mecánica y térmica no se conserva. En el caso de una persona que empieza a correr desde el reposo, la energía química interna de sus músculos se transforma en energía cinética de todo el cuerpo y se produce también energía térmica (solo hay que pasar la mano por la frente). Ahora, el trío energía mecánica, energía térmica y energía química es el que se conserva.

Sin embargo, incluyendo las energía térmicas y químicas en el balance total del sistema pueden existir ocasiones que la energía total de mismo parece no conservarse. Esto ocurre cuando la energía del sistema puede cambiar por alguna forma de radiación como son las ondas sonoras o las electromagnéticas. Y así podríamos seguir con otras formas de transformaciones energéticas...

Que la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma es cierto pero no es algo tan obvio como nos podría parecer al principio. Hay que fijarse muy bien en lo que está ocurriendo y tener un cierto conocimiento de la Naturaleza y de los procesos que ocurren en ella. Este vídeo puede echarnos una mano: